Teléfonos de contacto
4914696 y 3104571006

Inglés para niños

Nuestro programa de estimulación al desarrollo de la habilidad para la adquisición de un segunda lengua, en este caso inglés, para niños de la primera infancia, implementa una metodología en forma "Natural" es decir similar a la forma en que aprende la lengua materna, donde los niños interiorizan el idioma por medio de la observación, la repetición, la imitación, la experimentación a partir de situaciones reales (del cotidiano) y no menos importante la confrontación, donde las preguntas formuladas por el teacher moviliza el pensamiento con el objetivo de generar una respuesta bien puede ser oral o gestual, en español o inglés, o en combinación de ambas lenguas, ya que a diferencia de los adultos los niños en su experimentación están libres de barreras o paradigmas frente al aprendizaje de un segundo idioma, por consiguiente nuestros niños identifican el uso del inglés como una necesidad de comunicarse y relacionarse con el mundo.

En los jardines infantiles nuestros teachers interactúan con los niños todo el tiempo en inglés, por medio de canciones, rondas y juegos, implementando el uso del idioma en cada situación, por ejemplo, en el saludo donde expresan diferentes estados de ánimo, (happy, sad, wonderfull, tired, sleepy) o en la actividad de ubicación tempo-espacial día y clima: today is cloudy so, it is a fresh day… así mismo, el uso contante de comandos e instructivos por parte del teacher acompañados de la acción, gestos o dibujo, invita a los niños a identificar el idioma nuevo como algo cercano y fácil de adquirir.

Las situaciones de clase promueven un ambiente que favorecen constantemente la participación de los niños, a partir de rutinas establecidas, desarrolladas en sesiones, que generan confianza en el grupo y favorecen en gran medida su participación. Con el apoyo de herramientas de clase como: mini posters, flash cards, puzzles y worksheets, que facilitan la comprensión en los niños al momento de intervenir o participar de la actividad que se plantee como tal.

Finalmente nuestros niños identifican el momento de la estimulación al desarrollo y formación de sus estructuras para un segundo idioma como un espacio más para la adquisición significativa con situaciones vivenciales que generan en ellos nuevas oportunidades para comunicarse y relacionarse

Galería